¿Qué se necesita para pasar la ITV?

por Ene 13, 2022Consejos, Curiosidades, Preguntas, Seguridad Vial0 Comentarios

La Inspección Técnica de Vehículos (ITV) es como una especie de examen que todos los coches y motocicletas de más de cuatro años de antigüedad deben superar para confirmar que se encuentran en perfecto estado para circular con seguridad. La cita para pasarla suele generar algo de nerviosismo a los conductores, por lo que preparar el coche y saber antes de la revisión qué se necesita para pasar la ITV puede ayudar a enfrentarse a esta prueba con mayor tranquilidad y confianza.

¿Cómo se le pasa la ITV a un coche?

Lo más habitual es solicitar una cita ITV previa y acudir el día y la hora señalada al punto de control de la estación ITV, donde lo primero que se hará es pagar la tasa pertinente. Después se pasa al área del taller, donde se realizarán unas pruebas estáticas como pueden ser encender y apagar las luces, tocar el claxon, poner en marcha el limpiaparabrisas, subir y bajar las ventanillas, etc.

Una vez finalizada esa primera inspección se accede a una zona en la que se realizan las pruebas de frenado y de amortiguadores, y a un foso en el que se pondrá el vehículo en punto muerto y sin freno de mano para que el operario pueda revisar el tubo de escape, las rótulas de dirección, la emisión de gases, etc.

Si estás pensando en comprar un coche o moto de segunda mano y quieres saber si ha pasado la ITV, recuerda que en Tramicar ponemos a tu disposición el Informe DGT, para que puedas consultar esa información.

La ITV, paso a paso

Los aspectos clave que se revisan en las Inspecciones Técnicas de Vehículos son los siguientes:

  • Ejes, ruedas, neumáticos y suspensión: Se examina el estado general de los ejes, ruedas y neumáticos, y se verificará que estén homologados para ese modelo de vehículo.
  • Frenos: Se revisa su estado, desde el pedal hasta el bombín de la rueda. Además, y a través de un frenómetro de rodillos, se comprueba que la frenada sea superior a la mínima exigida según el tipo de vehículo del que se trate.
  • Alumbrado y señalización: Los técnicos pedirán que se enciendan todos los dispositivos de iluminación y señalización del vehículo, comprobando que funcionen correctamente y estén homologados. Verifican también la orientación de las luces de cruce y de carretera.
  • Dirección: Se comprobará el estado, funcionamiento y posibles holguras del volante y la columna, así como el correcto funcionamiento de la caja de dirección y la timonería.
  • Motor y transmisión: Se revisa el estado del motor y sus anclajes, así como posibles pérdidas de aceite o del sistema de alimentación. Del mismo modo, también se chequea el sistema de escape y sus posibles pérdidas.
  • Emisiones: Controlarán que las emisiones del vehículo sean inferiores a los límites establecidos en función de su fecha de fabricación y el tipo de combustible utilizado.
  • Carrocería, chasis y exterior: Se comprueba el estado exterior del vehículo, prestando especial atención al sistema de apertura y cierre de las puertas, a los cristales, retrovisores… Los técnicos pedirán también a los conductores que activen el limpiaparabrisas y que hagan que salga el agua con el objetivo de comprobar que el dispositivo funciona y que las escobillas secan correctamente.

Documentación ITV

En el momento de pasar la ITV debe presentarse el Permiso de Circulación y la Tarjeta de Inspección Técnica, ya que los técnicos comprobarán que esa documentación corresponde al vehículo que se está analizando, cotejándolo con el número de bastidor o matrícula del mismo.

Las ITV pueden superarse con dos fallos leves, que quedarán registrados en la hoja de la ITV y que deben subsanarse. Si no se hace y la Guardia Civil para ese vehículo y comprueba que aún tiene esos defectos podrían imponer una multa. Tres fallos leves o uno grave obligan a pasar la ITV de nuevo.

Documentación ITV

¿Cómo va a cambiar la ITV?

A partir de este año 2022 las estaciones ITV podrán someter a algunos vehículos a nuevas pruebas.

  • ADAS: La normativa europea exige a los fabricantes de automóviles que, desde este 2022, los coches de nueva homologación incorporen ocho asistentes de seguridad. Conocidos como ADAS, estos Sistemas Avanzados de Asistencia a la Conducción son, por ejemplo, el asistente de velocidad inteligente, el director de fatiga, el sistema de frenado de emergencia con detección de vehículos y peatones, el asistente de mantenimiento de carril, el detector de obstáculos marcha atrás, el aviso de ángulo muerto, el registrador de datos y el alcoholímetro anti-arranque (si corresponde, en función del tipo de vehículo). Durante los próximos años, por tanto, los coches que dispongan de estos ADAS deberán ser revisados de forma electrónica por parte de la ITV para confirmar que funcionan correctamente.
  • Ruidos: La Directiva 2014/45/UE de la Comisión Europea señala que en 2023 deben realizarse pruebas de ruidos de coches en todas las estaciones ITV, por lo que es probable que alguna realice ya pruebas de medición del ruido del tubo de escape de forma aleatoria.

¿Cuándo se pasa la primera ITV de un coche nuevo?

La periodicidad de la ITV varía en función de la antigüedad y del tipo de vehículo del que se trate: turismos, motocicletas, ciclomotores, autobuses, vehículos ligeros, vehículos pesados, ambulancias, caravanas, autocaravanas, vehículos agrícolas o vehículos especiales para obras y servicios que circulen a menos de 25 km/h.

En el caso de coches y motos te detallamos cada cuánto hay que pasarla:

  • Turismos: Aquellos que tengan menos de 4 años están exentos, los que tengan entre 4 y 10 años deben pasarla cada dos años, y los que tengan más de 10 deben superarla anualmente.
  • Motocicletas: Hasta los cuatro años de antigüedad están exentas, y después deben pasarla cada dos años.
  • Ciclomotores: Están exentos hasta que cumplen tres años y posteriormente deben superarla cada dos años.

En el caso de los vehículos catalogados como históricos, el Real Decreto 920/2017 establece que deben someterse también a ITV periódicas, aunque menos frecuentes. Además del Permiso de Circulación y la Tarjeta de Inspección Técnica, hay que presentar la resolución favorable de la comunidad autónoma que otorgó la categoría de vehículo histórico y en la que consta las características técnicas de ese vehículo, las exenciones a las que se acoge, los requisitos que debe cumplir para pasar la ITV y posibles limitaciones de circulación.

Por lo general, las revisiones por las que deben pasar los vehículos históricos son, como mínimo:

  • Vehículos históricos de menos de 40 años: cada dos años
  • Vehículos de entre 40 y 45 años: cada trienio
  • Vehículos de más de 45 años: cada cuatro años.

Multas por no pasar la ITV

Como ya hemos visto, pasar la ITV es un trámite obligatorio para los coches y motocicletas de más de cuatro años, o para los ciclomotores de más de tres. En el caso de no hacerlo el propietario se enfrenta a distintas multas:

  • Circular sin tener la ITV pasada se considera una infracción grave o muy grave, y conlleva una sanción de 200 o 500 euros.
  • Tener la ITV caducada supone una multa de 200 euros.
  • Circular con la ITV desfavorable representa una sanción de 200 euros. Esto ocurre si se circula con un vehículo a pesar de que en la ITV se le detectaron defectos graves que solo le permitían desplazarse hasta un taller de reparación.
  • En el caso de haber acudido a la revisión ITV y esta hubiera resultado negativa al detectar fallos muy graves, si se siguiera circulando con ese vehículo la multa sería de 500 euros.
  • No llevar el justificante. Según establece el Reglamento General de Vehículos, una vez pasada la ITV, la pegatina que lo acredita ha de colocarse en el ángulo superior derecho del parabrisas –mirando desde el interior–. No hacerlo puede ser motivo de sanción, de entre 80 y 100 euros.
none

none

Ver comentarios

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Déjanos un comentario

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.