¿Se puede vender un coche con multas pendientes de pago?

por Oct 28, 2021Trámites, Coche, Preguntas0 Comentarios

Las multas de tráfico se imponen a los conductores responsables de haber cometido infracciones, que son los que deben saldarlas, y no a los vehículos. Por lo tanto, como norma general, sí que se pueden vender coches con multas pendientes de pago, aunque existen algunas excepciones. Te contamos ahora cuáles son.

La Ley sobre Tráfico, Circulación de Vehículos a Motor y Seguridad Vial, conocida como Ley 18/2009, es la que especifica qué limitaciones existen a la hora de vender un coche con multas pendientes. Así, en el artículo 87 de esta normativa se señala que “el titular de un vehículo no podrá efectuar ningún trámite relativo al mismo cuando figuren como impagadas en el historial del vehículo cuatro sanciones firmes en vía administrativa por infracciones graves o muy graves”.

Es decir, sí que se puede vender y transferir un vehículo que tenga diez multas leves, pero no si tiene cuatro o más multas graves o muy graves. 

Tipos de multas DGT

Se entiende por infracciones graves a aquellas referidas a incumplimientos de límites de velocidad, estacionamientos en lugares no autorizados, utilización de dispositivos móviles mientras se conduce, no ponerse el cinturón de seguridad, etc. Estas sanciones constituyen el grueso de las que se cometen en España y suelen ser de 200 euros, excepto en los casos graves de exceso de velocidad, que pueden variar.

Las infracciones muy graves recogen aquellos casos en los que se conduce bajo los efectos del alcohol, se circula en sentido contrario al establecido o de forma temeraria, etc. En estos casos, las sanciones pueden llegar a los 500 euros y las infracciones pueden llegar a ser consideradas delitos, aplicándose por tanto, cargos penales.

vender un coche con multas
Por su parte, las infracciones leves constituyen el resto de faltas cometidas contra la Ley sobre Tráfico, Circulación de Vehículos a Motor y Seguridad Vial, como puede ser el montar en bicicleta de noche sin utilizar prendas reflectantes.

¿Se puede transferir un coche con multas pendientes de pago?

En definitiva, para poder realizar la transferencia de un vehículo es importante conocer cuántas y qué tipo de multas recaen sobre él. Esto es de vital importancia, ya que, como hemos visto, si son multas leves no existe ningún problema para venderlo o transferirlo, ya que las deudas de estas multas seguirían perteneciendo al antiguo propietario.

Sin embargo, si sobre el vehículo pesan cuatro o más infracciones graves o muy graves, ya no podría realizarse la venta (ni, por tanto, la transferencia).

¿Cómo saber si mi coche tiene multas?

Si quieres comprar un coche o moto de segunda mano te recomendamos encarecidamente que, con antelación a la firma del contrato y entrega del dinero, conozcas su estado. Nos referimos no solo a la situación mecánica del mismo, sino también a su estado administrativo: si existen cargas sobre el vehículo, su historial de ITV, quién figura como titular y quiénes han sido los anteriores, kilómetros acumulados según los datos de las ITV…

Para averiguarlo puedes pedir un informe DGT completo en Tramicar y recibirlo al instante en tu correo electrónico. Ahorrarás tiempo y evitarás desagradables sorpresas si el vendedor no ha actuado con ética. Y es que, con este informe se puede saber si ese vehículo es transferible o tiene “Limitaciones de Disposiciones”, que es el apartado en el que aparecen posibles embargos o multas por las cuales no se puede realizar la transferencia.

¿Cómo saber si tengo multas pendientes? 

Si eres el propietario y tienes dudas sobre si tienes alguna multa de tráfico que no te ha sido notificada, puedes hacer una consulta en TESTRA, que es el tablón edictal de sanciones de la DGT. Eso sí, en este portal únicamente podrás consultar multas pendientes sobre sanciones que no han podido trasladarse a los propietarios del vehículo.

¿Cómo evitar que lleguen posibles multas del nuevo propietario al vendedor de un vehículo?

Tal y como hemos visto en posts anteriores de nuestro blog, es recomendable, tanto para el comprador como para el vendedor, realizar la transferencia del vehículo lo antes posible tras la firma del contrato de compraventa. Y es que, mientras no se efectúe el cambio de nombre del coche, las multas por infracciones de tráfico cometidas con ese vehículo seguirán llegando al vendedor.

Para evitarlo, desde Tramicar te proponemos una alternativa: el propio vendedor puede realizar una notificación de venta del vehículo, sin esperar a que el comprador realice la transferencia.

none

none

Ver comentarios

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Déjanos un comentario

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *