✅Quien paga el impuesto de circulación en la compra venta de un vehículo?

por | Ene 2, 2019 | Coche, Motocicleta, Trámites | 135 Comentarios

Lo conocerás de múltiples formas: impuesto de circulación, IVTM (impuesto sobre vehículos de tracción mecánica), “sello de los coches”, “viñeta”, “numerito”…

Muchas variantes y una clara obligatoriedad: saldar este tributo para poder circular con cualquier vehículo de tracción mecánica por la vía pública.

Así, si acabas de comprar un coche nuevo tendrás que pagar este tributo antes de sacarlo del concesionario.

Entonces, ¿por qué tantas dudas?

El problema con el impuesto de circulación surge en la compraventa entre particulares.

¿Paga el impuesto el comprador o el vendedor? ¿Hay excepciones?

Sigue leyendo, pondrás fin a las dudas.

¿Quién paga el impuesto de circulación en un coche de segunda mano?

La ley establece que el pago del impuesto de circulación recae en el propietario oficial, es decir, en la persona física o jurídica que aparezca reflejada en el permiso de circulación del vehículo.

Cuando dicha compraventa se produzca entre particulares con el año ya iniciado, la persona encargada de pagarlo será el propietario en el registro del vehículo a fecha de 1 de enero.

Dos ejemplos:

  • Vendes un vehículo en febrero de 2021. ¿tienes que pagar esta tasa? Sí, ya que figurarás como propietario a día 1 de enero de 2021. El pago de dicho impuesto tendrá validez hasta el 31 de diciembre de 2021.
  • Compras un coche de segunda mano en febrero de 2021: ¿tienes que pagar el impuesto de circulación? No. El vendedor será el encargado de abonar el impuesto y de entregarte el justificante. A partir de ese momento, se notificará el cambio de titular en la Jefatura de Tráfico correspondiente y el vendedor quedará libre de cualquier tipo de carga.
Impuesto de Circulación

Obligaciones como vendedor

Tendrás que hacerte cargo del pago del impuesto de circulación.

Este tributo es de recaudación local. Te corresponderá abonarlo en el Ayuntamiento donde se encuentre registrado el vehículo (en la primavera del año de la venta).

Obligaciones como comprador

Tendrás que cumplir con lo pactado en el contrato de compraventa. Y cuidado porque el vendedor puede incluir una cláusula para repercutir una parte del impuesto de circulación en el precio de venta. Revisa el contrato antes de cerrar el acuerdo.

Además, recuerda que como comprador estás obligado a hacer el cambio de nombre del vehículo dentro de los 30 días inmediatamente posteriores a la transacción. En Tramicar puedes hacer la transferencia del vehículo sin complicaciones tanto para coches 🚘 como para motos 🏍 .

Preguntas frecuentes sobre el impuesto de circulación

¿Cuándo se paga el impuesto de circulación?

La gestión de este tributo es municipal. Cada Ayuntamiento establece un plazo diferente, pero por lo general el periodo voluntario de pago oscila entre el 1 de abril y el 2 de junio.

¿Qué ocurre con el impuesto de circulación si entregas un vehículo en el concesionario para adquirir otro nuevo?

En este caso es necesario realizar la baja temporal del vehículo hasta que aparezca un comprador. Tendrás que acudir al Ayuntamiento correspondiente para gestionar la baja del vehículo.

Si el concesionario no vende el vehículo en el plazo de un año, está obligado a poner el vehículo a su nombre y a abonar el IVTM.

¿Es legal que el vendedor repercuta el impuesto de circulación al comprador?

Sí. El acuerdo entre ambas partes puede incluir una cláusula en la que el vendedor repercuta parte de este tributo al comprador. Comprueba todos los términos del contrato antes de cerrar la compra.

¿Cómo se paga este impuesto?

Depende de cada Ayuntamiento. Por norma general, el impuesto de circulación puede pagarse con tarjeta a través de las distintas plataformas de pago municipales.

En Tramicar te recomendamos domiciliar el pago para evitar demoras y recargos por el cumplimiento de esta obligación tributaria.

¿Si me empadrono en otra ciudad tengo que cambiar el impuesto de circulación?

Sí. Tienes la obligación de realizar el cambio de dirección para que el nuevo Ayuntamiento te cobre el tributo a partir del 1 de enero del siguiente año. Es un trámite gratuito, pero debes notificarlo en un plazo de quince días, de no hacerlo te expones a sanciones.