Si quieres ahorrar, ¡transfiere tu coche antes del 31 de diciembre!

por Dic 15, 2021Coche, Curiosidades, Motocicleta, Trámites0 Comentarios

Si tienes claro que quieres vender tu vehículo, saca la calculadora porque probablemente te interese hacerlo antes de que finalice el año.

Para hacer una transferencia o cambio de nombre de un vehículo es necesario que el coche o moto se encuentre en situación de alta administrativa, esté libre de embargos o precintos, no tenga reserva de dominio y tenga pagado el Impuesto sobre Vehículos de Tracción Mecánica (IVTM).

Este último, también conocido como Impuesto de Circulación , “viñeta” o incluso “numerito”, es una tasa anual municipal que grava la titularidad de los vehículos matriculados que son aptos para circular por la vía pública.

¿Quién paga el impuesto de circulación cuando se vende un coche?

La Ley establece que quien debe pagar el impuesto de circulación de un vehículo en una compraventa es el propietario que aparece reflejado en el permiso de circulación de ese coche o moto a fecha de 1 de enero del año natural en el que se produce la compraventa. Así que si quieres evitar este pago, ¡estás a tiempo de realizar la transferencia antes de que llegue el día 1!

¿Cuándo se paga el Impuesto de Circulación?

De pago anual es competencia de cada ayuntamiento la gestión y momento de abono de este tributo. Se devenga el 1 de enero, pero por lo general su pago suele ser entre el 1 de abril y el 30 de junio.

Ahora bien, recuerda que si vendes tu vehículo en febrero de 2022 serás tú, como propietario del vehículo a fecha 1 de enero, al que le llegará esta tasa. Por eso, si tienes claro que vas a vender tu coche, te puede interesar hacerlo antes de que finalice el año, ya que este impuesto puede llegar a los 354 euros, como ocurre en San Sebastián con los coches de más de 20 CVF.

transferencia antes del 31 de diciembre

¿Cómo se calcula el Impuesto sobre Vehículos de Tracción Mecánica?

El importe varía en función de la potencia (caballos fiscales) del vehículo y de cada ciudad. A modo de ejemplo, un coche de 11,99 caballos debe pagar 34,08 euros en Santa Cruz de Tenerife (Islas Canarias), pero 86,44 euros en San Sebastián. Existe, en definitiva, una gran diferencia entre los impuestos a pagar en función de las localidades.

El Impuesto de Circulación puede ascender hasta 354 euros y debe pagarlo quien figure como propietario del vehículo a fecha 1 de enero.

¿Y qué pasa con la tarjeta de aparcamiento para residentes?

Además del Impuesto de Circulación que tendrías que pagar en 2022 si no has llegado a transferir tu vehículo antes de que finalice este año, es probable que si se alarga el momento de la venta y transferencia te lleguen otro tipo de pagos como pueden ser la póliza del seguro o la tasa anual de aparcamiento en zona de residentes. Esta última es una competencia que depende de cada ciudad, pero que en algunas debe abonarse también antes del 1 de enero, así que ¡ojo también con este pago!

¿Qué ocurre si vendo mi coche pero ya he pagado la póliza de su seguro?

En este caso existirían varias opciones:

  • Vender el coche traspasando el seguro al comprador. En este caso es la compañía aseguradora la que debe analizar si las condiciones del nuevo tomador (edad, historial de conducción, etc) se ajustan a sus normas de selección de riesgos. Si el perfil de riesgo sale igual o inferior al declarado en el seguro, el traspaso se podría realizar, y sería el comprador quien te reintegrase el tiempo de seguro ya cubierto. Pero si saliese un riesgo mayor, la aseguradora podría rechazar la solicitud.
  • Si la aseguradora decide rescindir el contrato tras haberle notificado la transmisión del vehículo, tiene la obligación de devolverte la parte de prima no consumida.
  • Aprovechar esa parte del seguro ya pagada para otro vehículo. Si se vende un coche y se sustituye por otro, se puede tratar que la aseguradora reserve la prima no consumida para utilizarla en el seguro del nuevo coche. En este caso, la aseguradora realizará un presupuesto para el seguro del nuevo vehículo y descontará del mismo la parte proporcional no consumida de la prima del coche vendido. Ahora bien, esta posibilidad no la contemplan todas las aseguradoras y las que sí suelen establecer un plazo determinado desde el momento en el que se vende un coche y se adquiere el nuevo, por lo que este es un aspecto que conviene tener siempre en cuenta a la hora de contratar un seguro.

En definitiva, no esperes hasta el último momento para hacer el cambio de titularidad del vehículo. Recuerda que se puede hacer una transferencia de coche por internet y en Tramicar nos encargamos de ello. En este artículo puedes encontrar qué documentos hacen falta para la transferencia de un vehículo y cuáles son los pasos para hacerlo.

none

none

Ver comentarios

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Déjanos un comentario

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.