Etiquetas medioambientales: tipos, próximos cambios y repercusiones

por Sep 23, 2021Preguntas, Uncategorized0 Comentarios

Mucho se ha especulado este año sobre los cambios que afectarán a las etiquetas medioambientales de los coches. Te contamos en este artículo todo lo que debes saber sobre ellas, qué cambios se quieren introducir y cómo podrían afectarte.

La introducción, en 2016, de las etiquetas medioambientales supuso un antes y un después para los conductores. La Dirección General de Tráfico creó el actual sistema clasificatorio en función del impacto que ejercían los vehículos sobre el ambiente y tocó habituarse a poner una pegatina en la luna delantera y a distinguir colores. Si en tu caso aún no sabes cuál te corresponde, recuerda que en Tramicar puedes consultar qué etiqueta medioambiental debes poner en tu vehículo.

Fue, sin embargo, en 2019, cuando llegaron los primeros cambios importantes al tener que modificar muchos conductores sus hábitos de movilidad. Y es que los coches comenzaron a sufrir restricciones de aparcamiento, de entrada al centro de ciudades o de tráfico en episodios de alta contaminación en función de su etiqueta medioambiental. 

En Tramicar puedes consultar qué etiqueta medioambiental debes poner en tu vehículo

A finales de 2020 se conoció la intención de realizar nuevos cambios al hilo de la evolución tecnológica de la industria de la automoción y que estas modificaciones podrían comunicarse a lo largo de 2021.

¿Cuántos tipos de etiquetas medioambientales existen?

Actualmente hay cuatro variedades de distinciones o etiquetas medioambientales. Son pegatinas redondas con las que se identifica el potencial contaminante de los vehículos.

  • Etiqueta Cero Emisiones. De color azul, se otorga a los turismos, motocicletas, furgonetas ligeras, vehículos de más de ocho plazas o vehículos de transporte de mercancías eléctricos de batería (BEV). También se adjudica a los vehículos eléctricos de autonomía extendida (REEV), a los eléctricos híbridos enchufables (PHEV) con una autonomía de más de 40 kilómetros o a los vehículos de pila de combustible.
  • Etiqueta ECO: De color verde y azul, tienen esta etiqueta los turismos, furgonetas ligeras, motos, vehículos de más de ocho plazas y vehículos de transporte de mercancías híbridos enchufables con una autonomía menor a 40 kilómetros. Se engloban también aquí los híbridos no enchufables (HEV), y los vehículos propulsados por gas natural o gas licuado.
  • Etiqueta C: Son de color verde y llevan esta pegatina los coches de gasolina Euro 4, 5 y 6, los diésel Euro 6, y las motos que cumplen la normativa Euro 3 y 4. También la tienen los vehículos de más de 8 plazas o de transporte de mercancías matriculados a partir de 2014.
  • Etiqueta B: Esta pegatina es de color amarillo y se entrega a los coches de gasolina Euro 3 y los diésel Euro 4 y 5, así como los vehículos de más de ocho plazas y transporte de mercancías matriculados a partir de 2005.

Existe, además, una categoría que no cuenta con pegatina como tal, y que es la etiqueta A. Esta agrupa a los vehículos más contaminantes. Es decir, a los coches diésel anteriores a 2006, a los de gasolina de antes del año 2000 y a motos y ciclomotores anteriores a 2003.

¿Por qué se quieren modificar las etiquetas medioambientales?

En el año 2020, el Plan de Impulso de la Industria de la Automoción señalaba que la evolución tecnológica “es una realidad y los nuevos vehículos que incorporan estas innovaciones deberían ser catalogados dentro de las posibilidades que ofrece el etiquetado actual, o bien añadiendo nuevas etiquetas”. Se anunciaba también la creación de un grupo de trabajo específico para trabajar sobre ello y que pudiese consensuar este nuevo sistema con el sector y el resto de agentes involucrados.

Dicho consenso es lo que parece que no se ha logrado alcanzar, ya que a fecha de hoy, aún no se sabe nada de los cambios en las etiquetas que se esperaba que fueran anunciados en julio de 2021.

Propuesta de nuevas etiquetas medioambientales

Según se ha ido conociendo a lo largo de estos meses, la etiqueta ECO es una de las que más controversia genera.

Como hemos visto anteriormente, la ECO engloba vehículos de distintas tecnologías con niveles de emisión muy distintos. Así, incluye los híbridos enchufables con menos de 40 kilómetros de autonomía, los híbridos eléctricos convencionales, los híbridos de gas natural y gas licuado de petróleo y los híbridos ligeros. Y en estos tres últimos puntos es donde más debate existe. Por un lado, los vehículos impulsados a gas en ningún momento pueden circular en modo cero emisiones y, por otro, existen híbridos ligeros que pueden llegar a superar los 600 CV y realizan emisiones de CO2, pero que pueden contar con esta etiqueta.

En este contexto, las organizaciones ecologistas han realizado una propuesta de nuevo etiquetado en el que desaparezca la etiqueta ECO y la nueva clasificación se realice en función de las emisiones que realizan los vehículos, en vez de por la mecánica que utilizan. Según esto, los ecologistas proponen:

  • Etiqueta Cero: Cambiando su color al verde e incluyendo a los vehículos eléctricos con emisión 0 g/km de CO2. Saldrían así los híbridos enchufables de este distintivo.
  • Etiqueta D, que fuera de color morado, y que incluyese a aquellos vehículos que no superen las emisiones de 95 gr/km de CO2 en ciclo WLTP.
  • Etiqueta C, de color azul, donde se ubicarían los vehículos que no superen los 137 g/km de CO2 (WLTP).
  • Etiqueta B, amarilla, en la que se englobarían los vehículos gasolina Euro 3 y los diésel Euro 4 y Euro 5, como ya ocurre actualmente.
  • Etiqueta A, serían los mismos que actualmente están catalogados como tal aunque ahora no tienen pegatina: los de gasolina Euro 0, Euro 1 y Euro 2, y los diésel Euro 0, Euro 1, Euro 2 y Euro 3.

Toca esperar de momento a ver qué ocurre y qué se consensua en la mesa de negociación. La patronal de los fabricantes de automóvil, ANFAC, considera por ejemplo un error sacar a los híbridos enchufables de la etiqueta CERO, ya que los ve como los vehículos perfectos para “realizar la transición del vehículo de combustión al eléctrico y lograr la descarbonización”. Sí que se mostrarían partidarios de incorporar algún dispositivo que pudiera indicar cuándo el vehículo circula en modo eléctrico para así poder controlar si realmente transita en modo cero emisiones en las zonas que así lo exigen.

¿Cómo afectará el cambio de etiquetas medioambientales?

De momento no se ha producido el anunciado cambio de etiquetas y habrá que seguir esperando. En cualquier caso, las modificaciones que pudieran producirse en el etiquetado no tendrán efecto retroactivo. Así lo ha manifestado el director general de Tráfico, Pere Navarro, en foros públicos a lo largo de estos últimos meses. “No podemos crear inseguridad jurídica. Con lo cual (todos los coches etiquetados), continuarán con su etiqueta y esta seguirá teniendo validez”, señaló por ejemplo, en el EY Mobility Center.

none

none

Ver comentarios

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Déjanos un comentario

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *