¿Cómo serán los vehículos del futuro?

por | Dic 16, 2020 | Tramicar | 0 Comentarios

Está claro que los vehículos del presente no tienen nada que ver con los de hace un siglo, e incluso una década. Pero la transformación de un vehículo ha sido total, desde la velocidad hasta la funcionalidad.

Pero este desarrollo no para y los vehículos del futuro seguirán desarrollándose. Veamos cómo serán estos nuevos coches.

No más emisiones

 

El ahorro de agua y energía y la necesidad de reducir la contaminación es algo que ha llegado a todos los niveles de la vida actual, y el mercado del motor no ha quedado atrás. La flota de vehículos de un país era uno de los aspectos que más contaminación produce, por lo que se han desarrollado normativas que obligaban a reducir este tipo de contaminación, desarrollándose una serie de normativas sobre la circulación de determinados tipos de vehículos. Estas normativas han llevado al desarrollo de vehículos cero emisiones, como los eléctricos.

 

Se cree que, en el 2030, en Alemania y ciertos países del norte de Europa solo circulen vehículos eléctricos. Para ese año, las autopistas tendrán postes de carga, que permitirán cargar batería en menos de diez minutos.

 

Cero atascos

 

La conectividad que habrá entre los vehículos en circulación permitirá guardar mejor la distancia entre unos y otros. En caso de emergencia, todos los vehículos frenarán a la vez.

 

Además, los vehículos se distribuirán de manera inteligente por diferentes rutas alternativas para que no se produzcan atascos.

 

Llamada de emergencia automática

 

Desde el año 2018, los nuevos coches que se matriculan en la Unión Europea poseen un botón que emite un aviso automático de emergencia en caso de accidente.

 

En el futuro, este tipo de avisos llevarán incorporados la geolocalización exacta del vehículo así como el tipo de accidente y la gravedad, para que la ayuda sea más precisa.

 

Coches autónomos

 

Se cree que en unos cinco años existirán los vehículos con piloto automático dentro de las ciudades. Este tipo de vehículos autónomos podrán adelantar en automático, detectar semáforos y señales, y, gracias a la conexión con servicios como Maps o Waze, podrán elegir de manera autónoma las rutas ideales.

 

Asistente personal

 

Los coches autónomos irán mucho más allá de la capacidad de conducir por sí mismos. Los coches del futuro tendrán la facultad de conocer los gustos y preferencias del conductor.

 

Gracias al reconocimiento facial, este tipo de vehículos sabrán cosas como cuál es nuestra temperatura preferida, la música que nos gusta escuchar, saber a dónde vamos y nos mostrarán notificaciones inteligentes como atascos, previsión del tiempo, retrasos en vuelos, trenes o autobuses…

 

Seguridad

 

Como hemos dicho, los vehículos del futuro guardarán la distancia de seguridad de manera automática, evitando muchos accidentes. Además, al frenar de manera automática se evitarán choques y rasguños cotidianos.

 

Además, el material con el que se fabricarán este tipo de vehículos será mucho más resistente a golpes y daños, como los aceros ultra resistentes, plásticos y espumas.

 

Espacio y comodidad

 

Como no se necesitarán motores, radiadores y otros elementos necesarios en los coches  de gasolina, se ahorrará mucho espacio. Además, como la conducción será autónoma, tampoco necesitaremos el espacio para el volante y el asiento del conductor. Este espacio será usado para aumentar la comodidad y el confort de los pasajeros.

 

Los vehículos contarán además con total conectividad, puesto que llevarán una conexión a Internet y se podrá trabajar o ver series mientras viajamos.

 

Coches voladores

 

Puede que sea lo más fantasioso de los vehículos del futuro, pero ya existen algunos modelos de vehículos voladores.