8 consejos para tener un viaje seguro este verano

por Jul 15, 2021Consejos, Seguridad Vial0 Comentarios

Si estás a punto de irte de vacaciones, no puedes perderte este artículo. Hemos preparado para ti una serie de consejos para que tu viaje sea lo más cómodo y seguro posible.

Y es que ahora que ha llegado el ansiado verano, en el que la DGT prevé hasta 91 millones de desplazamientos, conviene tener en cuenta algunos aspectos para evitar que las vacaciones se conviertan en una pesadilla. “Nos estamos vacunando contra el COVID, pero no podemos dejar de ponernos la vacuna en seguridad vial”, nos recuerda Fernando Solas, responsable de Contenidos de PONS Seguridad Vial.

Pon tu coche o moto técnicamente a punto

No es obligatorio acudir a un taller, pero sí existen algunas recomendaciones que cualquier conductor puede realizar para comprobar el estado de su vehículo antes de lanzarse a la carretera y enfrentarse a las altas temperaturas, los cientos de kilómetros y las probables retenciones:

  • Neumáticos: Son el punto de anclaje a la carretera, así que habría que revisar tanto su estado como su presión. Es importante que no presenten cortes, roces o un desgaste excesivo, ya que la alta temperatura del asfalto somete a los neumáticos a un mayor grado de exigencia. Con el coche cargado suele ser necesario aumentar la presión de los neumáticos, así que revisa las instrucciones que ofrece el fabricante de tu coche o moto.
  • Nivel de aceite: Muy fácil y rápido de medir con la varilla, debiendo estar este nivel entre el máximo y el mínimo.
  • Limpiaparabrisas: Comprueba que contenga líquido en el depósito y que las escobillas estén en buen estado.
  • Luces: Que no haya ninguna luz fundida o con poca intensidad.
  • Líquido de frenos: Para chequearlo, basta con pisar a fondo el pedal de freno y ver si baja el nivel.
  • Batería: Suele ser una causa habitual de que no arranque el vehículo, por lo que habría que cambiarla si sale líquido, presenta óxido o cualquier otra sustancia.

¡No te olvides del aire acondicionado!

La combinación calor y largas distancias no suena bien, ¿a qué no? Por eso, es recomendable revisar el sistema de climatización para comprobar su estado tras el invierno y recargar el gas si fuera preciso.

Durante el trayecto, lo más recomendable es viajar entre 21 y 23 grados, una temperatura lo suficientemente fresca para evitar la somnolencia, pero no fría.

Carga el coche de manera adecuada para tener un viaje seguro

La Ley indica que el equipaje debe ir en el maletero. Y es que, si se lleva algún bártulo suelto en el interior del vehículo, se puede producir el denominado efecto elefante: en caso de frenazo o accidente, los objetos sueltos saldrán disparados, golpeando al conductor o resto de pasajeros con una fuerza muy superior. “A 50 km/h, si se produjera un frenazo brusco, una tablet con un peso de medio kilo se desplazaría, golpeando a los ocupantes de los asientos delanteros con una fuerza equivalente a 20 kg, es decir, hasta 40 veces su peso”, explica el responsable de Contenidos de PONS Seguridad Vial.

Especial atención hay que prestar también a las mascotas, que deben ir en un transportín, con un arnés de seguridad o con rejillas separadas, pero nunca sueltos dentro del vehículo.

Atención a la vestimenta

Ante un trayecto de varias horas resulta de vital importancia viajar con una ropa cómoda que facilite los movimientos y que transpire adecuadamente. Se trata de ir lo más confortables posibles, prestando la misma o más atención al calzado, para que este permita manejar los pedales con precisión y seguridad. Por ese motivo deben evitarse las chanclas o zapatos con tacones.

Para prevenir los destellos del sol, la fatiga visual o incluso dolores de cabeza, usa gafas de sol graduadas.

Estas indicaciones también son válidas para todos aquellos que viajen en moto: el casco, guantes, botas y ropa de moto reforzada son clave para proteger lo más posible en caso de caída o accidente. Para el verano existe ropa de moto con ventilación y también cascos que permiten un buen flujo de ventilación en su interior.

Planifica tu ruta con antelación

No hay nada peor que confundirse de salida en un viaje largo. Además de que implicará más tiempo, esta equivocación puede provocar un estado de tensión al conductor al desconocer cómo reconducir la situación.

Para evitarlo, antes de emprender el viaje consulta un navegador GPS o Google Maps para conocer las distintas alternativas de rutas y elegir la más adecuada.

En el itinerario, no olvides incluir paradas frecuentes. Más allá de realizar descansos si el conductor siente fatiga o somnolencia, se recomienda parar cada 2 horas o 200 kilómetros de conducción, o cada hora y media o 150 km en el caso de viajar en motocicleta. Esta recomendación no es solo necesaria para ayudar al conductor a mantener la concentración y evitar la aparición del sueño, sino que en caso de desplazamientos con niños pequeños, estas pausas son imprescindibles para que puedan moverse y aguantar mejor el viaje.

Mantente hidratado

Beber agua, zumos o bebidas isotónicas ayuda al conductor a evitar el riesgo de adormecimiento. El resto de pasajeros viajará también más cómodo, especialmente si el aire acondicionado no funciona como debiera o el sol incide directamente sobre alguno de los ocupantes del vehículo.

Sobra decir que en el caso de tener que conducir hay que evitar el consumo de alcohol y las comidas copiosas.

Se previsor y lleva un kit antipinchazos y objetos de señalización

A pesar de todo el cuidado que se ponga, una avería o un pinchazo puede ocurrir en cualquier momento. Es esencial llevar las señales de alerta establecidas por la Ley, como los chalecos reflectantes y los triángulos de advertencia o las nuevas luces de emergencia V-16 .

Llegado al destino… algunas precauciones más

¡Una vez alcanzado el destino toca disfrutar! Pero también mantener el coche en condiciones óptimas.

En la medida de lo posible, arráncalo cada tres o cuatro días, ya que no moverlo durante un largo plazo de tiempo puede ocasionar fallos en la batería. Un calor excesivo también puede provocar evaporación de la gasolina, por lo que aparcarlo a la sombra y con el depósito a la mitad es una buena opción para evitar una desagradable sorpresa el día que toque regresar a casa.

Deseamos que estos consejos te ayuden a poner el coche a punto para tus vacaciones y las disfrutes como te mereces. ¡Feliz viaje!

none

none

Ver comentarios

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Déjanos un comentario

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *